martes, 18 de noviembre de 2008

Mis 24 horas en la Maratón de Juegos de Sabadell

Debido a unos problemillas estomacales que por suerte se solucionaron con un poco más de horas de sueño, a la sexta hora de la Maratón allí estaba yo. Por todo lo que ya se había dicho, esperaba encontrarme un sitio mejor que el año pasado y lo cierto es que el sitio fue excelente. Una de las cosas que todo el mundo ha destacado es el no pasar el frío que se pasó el año pasado y eso fue una de las cosas mejoradas a agradecer.

Cuando llegué lo primero en lo que me fijé fue en el reloj que marcaba la cuenta atrás (pensando en las horas que ya habían pasado... horas menos para jugar) y acto seguido la cantidad de gente que había (que por otro lado, era lo que me esperaba). Dejé las cosas en la mesa donde Pensator, Pochy, Enric, Artur y Guderian estaban con todo preparado para un Die Macher. Cuando llegué acababan de empezar pero por suerte, en la mesa de al lado estaban Jonathan, rafgar y referee a punto de comenzar un Ghost Stories al que pude unirme.

Partida al Die Macher: Enric, Prebosting (Artur), Guderian, Pensator y Pochy (foto hecha por Joana)

Resumiendo, en el Ghost Stories, los jugadores son unos superninjas de colores y tienen que evitar que, en el transcurso de la partida, los fantasmas se salgan con la suya. Pero no sólo eso, sino que después de haber aguantado las malignidades de esos fantasmillas llega un momento en el que aparece el superfantasma malísimo y entonces, si se le consigue matar, los superninjas han ganado.

Hicimos dos partidas, la primera fue brutal, casi visto y no visto. No nos valió de nada ir vestidos de ninjas ni tener una superespada en alto porque lo cierto es que los fantasmas empezaron a aparecer a diestro y siniestro dándonos una caña considerable. Conseguimos matar a algunos gracias a mi poder tirando dados pero claro, una no puede llevar toda la responsabilidad en esto de los asesinatos de ultratumba XD. El caso es que después de invitar varias veces a los fantasmas a retroceder de forma masiva, de resucitarnos unos a otros y activar losetas que se habían desactivado, perdimos de una manera casi insultante. Creo que perdimos por una unión de todas las formas posibles de perder en el juego XD.

Después de esta primera partida decidimos jugar otra, esta ya por orgullo, ahora que ya sabíamos jugar había que intentar que la cosa no fuera tan triste. Hasta elaboramos un plan que pretendía ser de lo mejor. Y la partida no fue tan triste no, fue peor, XD. Lo mejor de esta segunda partida fue la ronda de muertes y resurrecciones cíclicas (yo te resucito y me muero y tú resucitas al siguiente y te mueres...) para acabar muriendo todos porque un fantasma nos petó la loseta del cementerio que era en el único sitio donde podíamos resucitar XD. ¡¡Y aún Fran F.Garea apuntaba la posibilidad de que no nos pudiéramos mover en diagonal a través de las losetas!! ¡Lo que nos habría faltado!

Fueron dos partidas muy muy divertidas. Me compré el juego en Essen en una decisión del último momento, porque no lo tenía muy claro y la verdad es que me alegro de haberlo hecho. Es uno de esos juegos en los que te lo pasas bien, no se hace para nada pesado ni tampoco resulta repetitivo.

Después de estas dos partidas me uní al grupo de los de Die Macher que también habían acabado de jugar. Después de pensar en varios juegos que fueran para seis sacamos mi Die 3 Gebote. Como no se cansó de repetir Pensator: es un Eleusis pero con cartas “poco serias” que te hacen hacer cosas “poco serias”. El juego es sencillo: un jugador, la Gran Sacerdotisa, roba cuatro cartas, descarta una de ellas y con las tres que le quedan elabora una ley en la que habrá cartas que dan buen karma (forman parte de la religión) y otras mal karma (serán taboo). El resto de jugadores, los novicios, han de tratar adivinar la regla. A la Gran Sacerdotisa no le interesa que la regla sea ni muy fácil ni muy difícil, pues ambas cosas le perjudicarán a la hora de llevarse puntos. La diferencia con el Eleusis es que en el Die 3 Gebote hay cartas como: “hablar con el artefacto”, “bailar”, “sudar”, “levantarse en el propio turno”, “usar la mano izquierda”, “cantar”... que dan buen karma o mal karma según la Gran Sacerdotisa las coloque como parte de la religión o como taboo.

La verdad es que el juego me gustó. Creo que es un juego que se explica rápido, se juega rápido, es muy sencillo y que las cartas que he mencionado antes le dan el punto gracioso, siempre que los jugadores se presten a dar ese juego y estén dispuestos a hacer tonterías a ver si suena la flauta (en Sabadell, por ejemplo, fue genial ver a Enric hablando con los artefactos antes de cambiarlos de posición, XD). En definitiva, siguiendo con la comparación de Pensator, creo que el Die 3 Gebote podría ser una variante menos seria y más ligera del Eleusis.

No sé exactamente qué hora era pero mientras estábamos con las reglas la gente se abalanzaba hacia los números para el sorteo así que debimos acabar la partida a las 23h. Por cierto, en este sorteo conseguimos un ¡Toma 6! firmado por W. Kramer :)

Después de este Die 3 Gebote a Pensator, Pochy, Enric, Prebosting y a mi se nos unieron Monty y Kokorin. Decidimos dividirnos en dos grupos: Monty, Pensator y Prebosting jugaron al Chicago Express y Pochy, Enric, kokorin y yo jugamos al Steel Driver. La partida al Steel Driver fue un poco rara (hubo una tendencia a aglomerarse en una parte del mapa en lugar de extenderse) pero era normal porque sólo yo había jugado y los demás estaban un poco tanteando qué podía ser o no mejor. De hecho, la primera partida que jugué en Essen fue un poco del mismo estilo porque no acabábamos de ver hacia dónde iba el juego (se necesita por lo menos una partida para que todo quede más claro). A pesar de todo, al final ganó Enric, que supo unirse a mi empresa amarilla a tiempo para acabar la ruta New York, San Francisco y conseguir acciones que le dieron bastantes puntos al final del juego. Yo quedé en una no menos buena segunda posición. El juego pareció gustar bastante a todos. Por cierto, agradecer a Joff que se pasara para ir aclarándonos las dudas que fueron surgiendo en la partida :)

Las dos partidas (Steel Driver y Chicago Express) acabaron a la vez y volvimos a quedarnos los cinco de siempre. Decidimos jugar a un Power Grid Corea-China. La verdad es que se empezaba a notar que las horas eran intempestivas porque hubo un momento que sólo veía borrones de colores en el tablero XD. Empecé bastante mal la partida y acabé bastante mal, vamos, la última. Los que fueron en cabeza durante toda la partida fueron Enric y Pensator, cosa que no es de extrañar ya que forman parte del Torneo de Power Grid de la Bsk. Después de haber probado los dos mapas creo que prefiero el de Corea, creo que es menos rígido aunque no por ello es más sencillo. No me gustó demasiado el tablero en sí ni la forma en la que salen las centrales, aunque reconozco que también puede ser que no estuviera demasiado lúcida como para centrarme en el juego como era debido. Habrá que darle una segunda oportunidad. Aunque prefiero el tablero de Corea XD.

En todo caso, lo peor de la partida del Power Grid fue el famoso reloj de Pensator que funcionaba en los turnos de los demás y en el suyo estaba parado. Tardaba más en darle al reloj que en jugar, así que no sé si es peor el remedio que la enfermedad XD.

Ya para acabar, había que decidir cuál sería el último juego de la noche (o de la mañana, según se mire). Decidimos jugar un Battlestar Galactica, juego que se está convirtiendo casi en un clásico en todas las quedadas. A los cinco de siempre se nos unió Hanoc. Fue toda una experiencia jugar la partida con el reloj que marcaba la cuenta atrás de fondo, un modo más de mantener la tensión. La partida tuvo de todo, desde discusiones por las reglas, hasta humanos que se acusaban a sí mismos de ser cylons, cylons encarcelados que fueron liberados por creerles humanos... a pesar de que el tiempo jugaba en nuestra contra, al expresidente Hanoc le dio tiempo a ir a recoger un premio y todo ¡en plena supercrisis! Si es que así los humanos no podían ganar de ninguna manera :P

En definitiva, mis 24h. (que en realidad fueron 19h.) fueron de nota 10. Empezando por el sitio, la organización, la atención de los organizadores por los que estábamos allí, los juegos, aquellos con los que compartí las partidas... en fin, no se me ocurre nada malo. El año que viene sin duda hay que volver, quizá hagan una Maratón de 48h. y ofrezcan colchones para descansar de vez en cuando :P o mantengan las 24h. con un buen desayuno de churros con chocolate tal y como algunos ya han pedido :P

Para acabar sólo puedo decir: ¡Muchas felicidades al Refugio del Sátiro por el gran encuentro que han organizado!

Retrato a las 10 de la mañana (foto hecha por Horak).

*Enlaces relacionados:
-Hilo de la Bsk donde se comenta el antes y el después de la Maratón.
-Fotos de la Maratón hechas por Opalpyr: fotos 1 y fotos 2.
-Fotos de la Maratón hechas por Horak (retratos de las 10h. de la mañana incluídos)
-Fotos de la Maratón por Joana (Katalina).
-Fotos de la Maratón por Fran F. Garea.

3 comentarios:

Pochy dijo...

Buena cronica, me has hecho recordarlo todo xD
No sabia que estuve con Koko xD soy un caso... n_n'
Era como muy muy chungo remontar ese BSG, recuerdo que fueron 3 enboscadas en los 4 primeros turnos?

Nikita dijo...

Creo que sí, aunque llegó un momento que perdí la cuenta XD

horak dijo...

hey! una foto hecha por mi en el blog Premio JT@-net 2008 ¡cuánto honor!

Saludos

horak