viernes, 23 de noviembre de 2007

Reseña de LA CAÍDA DE POMPEYA

Título: Der Untergang von Pompeji (The Downfall of Pompeji / La caída de Pompeya)
Autor: Klaus-Jürgen Wrede
Editorial: Amigo
Género: Historia antigua (65 d.C.-79 d.C.)
Temática: La destrucción de Pompeya por la erupción del Vesubio.
Mecánica: Colocar / sacar piezas del tablero.
Número de jugadores: 2 - 4
Contenido principal: 127 fichas de madera (cuatro colores: rojo, negro, amarillo y azul), 61 cartas (53 cartas de edificio, 7 cartas de “Profecía”, 1 carta “año 79 d.C.”), un volcán (de cartón blando), una bolsa de tela, 45 fichas de lava, un tablero.


Igual que el Kogworks, este juego lo compré en Essen 2007. Lo primero que me atrajo fue la temática porque tanto Pompeya (Italia en general) como los volcanes me encantan... y es que cada uno tiene sus cosas. Al abrir el juego en el hotel no me enteré de nada porque las reglas estaban en un perfecto alemán pero como impresión inicial los materiales me parecieron de bastante calidad para el precio que había pagado (10 euros).

El tema del juego

El nombre del juego (La caída de Pompeya) y la portada ya son significativas sobre cuál es el tema del juego. Quien más quien menos sabe la historia. Un breve resumen: En el 65 d.C. se produjo un terremoto que dañó gravemente la ciudad de Pompeya, haciendo que muchos de sus habitantes huyeran por el temor de que tras el terremoto se produjera la erupción del Vesubio; sin embargo, otros se quedaron a levantar la ciudad y lo consiguieron, pues llegaría a ser una importante ciudad comercial. En el año 79 d. C. el desarrollo de la ciudad había llegado a su cúspide y muchos ciudadanos romanos, gladiadores famosos y ricos patricios habían ido volviendo a la ciudad, trasladándose a nuevos y lujosos edificios. Ninguno esperaba que al amanecer del día 25 de agosto, Pompeya estaría enterrada bajo lava y ceniza.

Los materiales (un poco por encima para que os hagáis una idea):

-Sobre las fichas, uno de los jugadores con los que he probado el juego, al valorar la forma de las fichas, me explicó que le hubiera hecho más gracia que fueran más tipo meeple o con una forma más de “ciudadano”, pero esto solo lo digo a modo de anécdota no es algo que destruya el concepto del juego.


-El tablero es más que aceptable, de cartón duro y buena calidad, con un diseño bonito de los edificios y claro en los dibujos para poder jugar sin dificultad. Del mismo material que el tablero son las fichas de lava.




-Las cartas son también de una calidad aceptable y de una medida apropiada si se quieren poner fundas.







-Finalmente, el volcán, es de cartón blando con unas pestañas para unirlo / desunirlo por los extremos. A pesar de que se pudieran poner pegas a este formato a mí me parece adecuado por la facilidad a la hora tanto de desmontarlo como de guardarlo al acabar de jugar. No corre el peligro de que se doble o se rompa puesto que, una vez desplegado, es como una lámina y se puede guardar entre las dos partes del tablero.


En general, los materiales, los dibujos del tablero y la forma 3d del volcán ayudan a meterse dentro del tema del juego.

Objetivo del juego

Ya lo hemos señalado en las líneas anteriores: salvar el máximo número de habitantes de una muerte segura bajo la lava y la ceniza del Vesubio.

Mecánica del juego

El juego se divide en dos fases: la primera, de colocación de ciudadanos en la ciudad mediante la elección de cartas de la propia mano; la segunda, colocación de lava y huída de la ciudad de los ciudadanos (es decir, sacar fichas del tablero).

Primera fase: Después de barajar las cartas de la manera concreta que se explica en las reglas, el juego empieza de la siguiente forma: cada jugador tiene jugador tiene cuatro cartas en la mano, escoge una carta que representará un edificio del tablero, la enseña, coloca un ciudadano de su color en ese edificio, descarta la carta jugada y toma otra del mazo.

Pasados unos turnos, uno de los jugadores robará del mazo la carta “79 d.C.” (la carta con el dibujo del Vesubio). La aparición de esta carta nos indica que el volcán ha dado un primer aviso. Se devuelve al mazo siguiendo las instrucciones específicas que se explican en las reglas y se sigue jugando como se hacía pero con dos reglas adicionales: la aparición de las cartas “Omen” (de Profecía) y la colocación de Parientes.

Las cartas “Omen” o de Profecía: cuando un jugador roba esta carta del mazo, la descarta inmediatamente y tiene el poder de quitar un ciudadano del oponente ya colocado en el tablero y enviarlo dentro del volcán (en caso de empate los ciudadanos que están dentro del volcán son los que provocan el desempate). El jugador tomará otra carta del mazo para tener de nuevo cuatro cartas en su mano. En el caso de que esa nueva carta tomada sea otra carta “Omen” se aplica de nuevo el poder de la carta, se descarta y se toma otra carta del mazo.

Colocación de parientes: Tras la acción de elegir una carta de edificio de la mano y colocar en dicho edificio un ciudadano se produce la colocación de parientes. Ésta colocación se dará si en el edificio en el que ha colocado su ciudadano hay otros (aunque sean de su mismo color). El jugador colocará entonces tantos parientes (osea, tantas fichas de su color) como ciudadanos ya había en el edificio que él ha escogido en otros edificios del tablero (existen algunas sencillas restricciones pero no las explico).

La partida transcurrirá como se ha explicado con estas dos reglas adicionales hasta que, en un momento determinado, un jugador volverá a robar del mazo la carta “79 d.C.”, ¿qué significa esto? El volcán ha entrado en erupción. Las cartas ya no entran más en juego así que se retiran (las de la mano y las del mazo). Los ciudadanos que no hemos conseguido colocar en el tablero se descartan (no van al volcán, sino que salen del juego).

A partir de este momento, cada jugador, por orden, sacará una ficha de lava y la colocará según las instrucciones que se especifican en las reglas, las cuales dan al jugador un pequeño margen de elección. Es decir, dentro de unas restricciones intentas colocarlas donde menos interfiera en tus planes de huida y más en los del oponente. Al llegar a la sexta ficha de lava, empieza la segunda fase de juego.

Segunda fase: En esta segunda fase cada jugador, por orden, saca una ficha de lava y la coloca en el tablero, esta será la primera acción del jugador. A continuación, tendrá una segunda acción que es mover sus ciudadanos hacia las diferentes salidas para irlos sacando del tablero.

Los ciudadanos que quedan atrapados por la lava o aquellos sobre los que se coloca una pieza de lava se retiran del tablero y se meten en el volcán. Al acabarse las fichas de lava, todos aquellos ciudadanos que no han salido de la ciudad también se introducen en el interior del volcán.

Fin del juego

Se hace un recuento de ciudadanos que cada jugador ha conseguido sacar al exterior, gana el que ha conseguido sacar más. En caso de empate, gana el jugador que menos ciudadanos tenga en el interior del volcán.

Conclusiones

No estamos ante un juego complicado, o por lo menos, eso es lo que quería dar a entender con mi explicación. Creo que es un buen juego para iniciar a alguien que no está acostumbrado a jugar por varios motivos: las reglas, por un lado, no son largas de explicar con lo que no existe el problema de que la persona se impaciente al escucharlas; y, por otro lado, no son difíciles de entender cosa que hace que enseguida se coja un ritmo de juego ágil. Además, los componentes son de una calidad adecuada e introducen muy bien al jugador en el tema del juego.

Otro aspecto que me parece positivo es que el juego no se limita a una sola mecánica sino que a medida que la partida avanza se van introduciendo nuevas acciones (Profecía y Parientes) o se cambia el motor de juego basado en las cartas por la colocación de losetas. Por otro lado, combina azar con táctica (el orden en que mueves tus ciudadanos es muy importante) con lo que el jugador puede establecer a lo largo de las partidas diversas estrategias de juego (sin riesgo a que se produzca análisis parálisis).

En definitiva, recomiendo este juego si se pretende pasar un buen rato con un juego sencillo pero muy bonito.



Enlaces relacionados:

-El enlace del juego en la Bgg, donde hay reseñas, fotos, las reglas en castellano, etc.
-Enlace por si quieres saber a qué jugaban los pompeyanos.
-Dos páginas muy buenas sobre volcanes: Una (muy completa, en inglés), Dos.
-Sobre la erupción del Vesubio en inglés. La misma página en italiano.
-En Wikipedia hay información también completa sobre Pompeya y el Monte Vesubio, con muchos enlaces.
-Enlace sobre la exposición: Pompeya y Herculano: a la sombra del Vesubio (hasta el 13 de enero del 2008)