miércoles, 9 de abril de 2008

Especial Juegos del Mundo. Senet, un juego del Antiguo Egipto.

No he podido resistir seguir con esta sección de Juegos del Mundo sin comentar algo del Senet, pero esta entrada será algo diferente a lo que suelo hacer habitualmente. A diferencia de los otros juegos que pertenecen a esta sección, la historia y las reglas del Senet son muy fáciles de encontrar en castellano. Es por ello que después de una más que brevísima introducción me centraré en comentar tres cosas (sin duda hay más, pero sólo comentaré tres) que me parecen interesantes en relación al juego: un cuento, una imagen en una tumba y un papiro; sin embargo, tanto para la historia como para las reglas remitiré a unos enlaces al final de la entrada.

Senet es uno de los juegos más antiguos que se conocen y su origen se sitúa en el Antiguo Egipto.

Realmente era un juego muy popular y que traspasaba la frontera de ser un simple juego, pues como explicaré más adelante, estaba estrechamente relacionado con el paso al más allá. De hecho, algunas de las referencias que siempre se nombran al hablar de este juego son los tableros de Senet encontrados en tumbas importantes, como la de Tutankamón o la imagen de Sennedjem que aparece, junto a su esposa Inyferti, jugando al Senet en su tumba.

A pesar de haberse encontrado bastantes tableros e imágenes del Senet, no existe ningún papiro o ninguna pintada en la pared de ninguna tumba en la que aparezcan las reglas del juego. Se cree que la transmisión del funcionamiento del juego era oral, de jugador a jugador, cosa que reafirma su gran popularidad (cuando algo es conocido por todo el mundo, ¿para qué escribirla?).

Y ahora sí, paso ya a una de esas cosas que me han parecido interesantes: un cuento, en el que a propósito del juego se explica el por qué del calendario egipcio y el por qué de las fases lunares. Espero que os guste tanto como a mí cuando lo descubrí.

Senet hecho a mano. Imagen extraída de BGG.

"Hace mucho tiempo, Ra, el señor de todos los dioses, aún reinaba sobre la Tierra como faraón. Vivía en un enorme palacio a orillas del Nilo, y todos los habitantes de Egipto acudían a presentarles sus respetos. Los cortesanos no dudaban en complacerle, y él pasaba el tiempo cazando, jugando y celebrando fiestas. ¡Una vida realmente placentera!

Pero un día llegó a palacio un cortesano que le contó una conversación que había oído. Thot, el dios de la sabiduría y la magia, le había dicho a la diosa Nut que algún día su hijo sería faraón de Egipto. Ra se puso muy furioso. Nadie salvo él era digno de ser faraón. Caminaba de un lado a otro gritando:

-¡Cómo se atreve Thot a decir eso! ¡Ningún hijo de Nut me destronará!

Reflexionó sobre ello largo tiempo, al cabo del cual, tras invocar sus poderes mágicos, lanzó la siguiente maldición: “Ningún hijo de Nut nacerá en ningún día ni en ninguna noche de ningún año”.

La noticia pronto se extendió entre los dioses. Cuando Nut se enteró de la maldición se sintió muy apesadumbrada. Deseaba un hijo, pero sabía que la magia de Ra era muy poderosa. ¿Cómo podría romper el maleficio? La única persona que podía ayudarla era Thot, el más sabio de todos los dioses, así que fue a verlo. Thot quería a Nut y, al verla llorar, decidió ayudarla.

La diosa Nut y el dios Thot.

-No puedo romper la maldición de Ra, pero puedo evitarla. Espera -le pidió.

Thot sabía que Jonsu, el dios Luna, era jugador, así que le retó a una partida de Senet. Jonsu no pudo resistirse y cedió al desafío.

-¡Oh, Thot! -exclamó-. ¡Tal vez seas el dios más sabio, pero yo soy el mejor jugador de Senet! No he perdido ninguna partida. Jugaré contigo y te ganaré. Los dos se sentaron a jugar. Thot comenzó ganando todas las partidas.

El dios Thot y el dios Jonsu jugando al Senet.

-Has tenido suerte, Thot -dijo Jonsu-. Apuesto una hora de mi luz a que te gano la siguiente partida.

¡Pero también perdió! Thot continuó ganando y Jonsu siguió apostando su luz hasta que Thot hubo conseguido una luz equivalente a la de cinco días.
Entonces, Thot se puso en pie, dio las gracias a Jonsu y se fue llevándose la luz consigo.

-¡Menudo cobarde! -murmuró Jonsu-. Mi suerte empezaba a cambiar. ¡Habría ganado esta partida!

Thot colocó los cinco días entre el final de ese año y el comienzo del siguiente. En aquella época, un año tenía 12 meses de 30 días cada uno, lo que sumaba un total de 360 días.

Nut se sintió feliz cuando Thot le contó lo que había hecho. Como los cinco días no pertenecían a ningún año, sus hijos podrían nacer en esos días sin romper el maleficio de Ra.

El primer día Nut dio a luz a Osiris, que sería faraón después de Ra; el segundo día, a Horus, que está inmortalizado en la Esfinge; el tercer día, a Seth, que más tarde mataría a Osiris y se convertiría en faraón; el cuarto día, a Isis, que sería la esposa de Osiris; y el quinto día, a Neftis, que sería la esposa de Seth.

En cuanto a Jonsu, el dios Luna, quedó tan debilitado tras la partida que ya no pudo brillar con fuerza todo el tiempo. Aún hoy, la Luna sólo brilla toda entera durante unos cuantos días del mes, y ha de pasar el resto del tiempo recobrando fuerzas."

Otra de las cosas interesantes en torno al juego y que prueba la importancia del mismo más allá de la propia diversión, podemos encontrarla en las pinturas de las tumbas donde el difunto se representaba jugando una partida de Senet sin adversario. Según la mitología, el juego permitía a los muertos entrar en el mundo de Osiris y para ello, el difunto debía vencer a adversarios invisibles (de hecho, Senet, significa “pasaje” o “tránsito”). Esto se relaciona también con la mención del juego en el capítulo XVII de El Libro de los Muertos, titulado Para entrar en el mundo inferior y para salir de él. El Senet, así, se transformaba en un juego con significado místico.

Por ejemplo, en esta imagen tan conocida de la tumba de Nefertari (La Bella), esposa de Ramsés II, podemos verla jugando al Senet sin ningún contrincante visible.

Nefertari jugando al Senet. Pintura en la tumba de la reina egipcia, s.XIII a.C.

La escritura jeroglífica se traduce leyendo de arriba abajo cada una de las columnas y de derecha a izquierda. Siempre se empieza por el lado hacia el que miran las figuras. El conjunto forma la frase: Osiris (el nombre de Osiris aquí representa que Nefertari está muerta), Esposa Real [1ª columna], Señora de las dos tierras, Nefertari, amada de Mut [2ª columna], justificada ante Osiris (Dios de los muertos) [4ª columna], Gran Dios [5ª columna].

Como última cosa a añadir en esta entrada en torno al Senet quiero hablar de los dibujos en los papiros y, en especial, de las escenas equivalentes a lo que para nosotros es, hoy en día, la tira cómica. Una de estas “tiras cómicas egipcias” es la parodia del león y el antílope jugando al Senet, incluida en un papiro cómico de la dinastía XX o XXI en el que se representan el depredador y su presa ignorando sus papeles naturales, satirizando la decadencia del Egipto de la época y señalando, simbólicamente, en la figura del león (que era relacionada con el faraón) la pérdida progresiva de la autoridad faraónica.

El león y el antílope jugando al Senet. Detalle de un papiro cómico.

*Enlaces relacionados:

-Algo de la historia del juego y cómo se juega al Senet en Wikipedia.
-En la web Amigos de la Egiptología encontrarás información sobre Egipto y concretamente las reglas de G. Jequier (confirmadas por el egiptólogo Edgar B. Pusch) y la variante de Kendall (creada por Timothy Kendall) en: Qué es y como se juega al Senet.
-En Egyptian Life se puede jugar al Senet (aunque hay que hacerlo uno consigo mismo, pero está bien para aprender las reglas, pues el juego está tutorizado).
-Una última página de reglas del juego.
-Para descargar el tablero y poder imprimirlo en detablero.
-En la página web de The British Museum hay cantidad de imágenes de objetos de Egipto y en concreto sobre el Senet en esta página.


2 comentarios:

Germán Palomar Millán dijo...

Buens, estoy muyinteresado en el cuento que has publicado ene este hilo, me podrias facilitar las fuentes? un saludo y enhorabuena por el blog

Nikita dijo...

Hola Germán,

El cuento es anónimo y lo puedes encontrar en esta página: http://bit.ly/NPdGow o en esta: http://bit.ly/OMyPon [Son las dos fuentes que consulté para la entrada].

Desconozco si se puede encontrar en formato papel o dentro de alguna recopilación junto con textos similares. Imagino que se podrá encontrar dentro de algún libro dedicado a cuentos/relatos egipcios...

Siento no poder ser de más ayuda :s

Un saludo y gracias por pasarte por el blog :)