domingo, 6 de enero de 2008

Ekonos, un simulador abstracto de economía

El viernes pasado (día 4) tuve la oportunidad de jugar en el Queimada al Ekonos, un juego de Víctor Català. Para explicar de qué trata el juego transcribo las palabras que aparecen en la web de Ludic, que lo resumen perfectamente:

“EKONOS es un juego que con reglas y mecanismos muy sencillos, simula el funcionamiento de la bolsa y su relación con el valor real de las empresas. Además de esta vertiente didáctica, EKONOS es ante todo un juego de estrategia de carácter lúdico.

Aprender a jugar a EKONOS es muy sencillo y no se requieren conocimientos de economía. EKONOS es un pasatiempo inteligente de 2 a 6 jugadores con duración aproximada de una hora.”

Tenía ganas de jugarlo después de tenerlo mucho tiempo en la estantería (en la de Pensator, porque el juego es suyo :P) por falta de jugadores suficientes (a pesar de que el abanico de jugadores es de 2 a 6, creo que es más interesante jugarlo a partir de 4). Mi opinión: me pareció simplemente sencillo y elegante en cuanto mecánica y en cuanto estética. Es cierto que los materiales no son de muy buena calidad si los comparamos con otros juegos pero la sobriedad del diseño tiene algo de atrayente y no me parece una mala elección si lo relacionamos con la economía. Además, creo que otro tipo de componentes o añadirle más colorines al tablero no aportaría nada al juego así que, desde mi punto de vista, ya está bien así.

En la primera ocasión estuve con jugones (éramos seis: Prebosting, su cuñado, Enric, Katalina, Pensator y yo) y el juego nos gustó a todos. La partida fue muy ligera y entretenida y no costó entrar en la mecánica del juego. A pesar de la sencillez aparente hay que trazar una estrategia y seguir una “lógica de supervivencia”, es decir, aunque a veces duela hay que repartir las participaciones en las empresas porque alzarse con el monopolio de una de ellas no vale para nada ya que es probable que acabe siendo absorbida por otra sin que el jugador a la que pertenece pueda hacer nada (aunque el cuñado de Prebosting acabó teniendo el monopolio de una de las empresas y le salió bien, XD). En cuanto a la estrategia, el jugador puede preveer el futuro a través de sus propias cartas, las cartas que ya han sido jugadas y las posiciones estratégicas de los jugadores en el mercado de acciones y en las empresas de las que son presidentes (no hay que olvidar, sin embargo, que parte de la estrategia puede ser establecer “faroles especulativos” para despistar a los demás).

En la segunda ocasión a Pensator y a mí se nos unieron tres amigos no jugones. Las reglas no les parecieron difíciles (ayudó mucho su brevedad) aunque les costó un poco entrar en la dinámica del juego. En mi opinión, lo que les despistaba era que es un juego en el que uno tiene un variado abanico de posibilidades -saber cuándo es el mejor momento para comprar, cuándo para vender, cuándo expandir las empresas, etc-. De todas maneras, al empezar a jugar, poco a poco se les fueron aclarando las cosas, el juego les pareció entretenido (auque un poco complicado, según sus propias palabras) y obtuvo muy buenas críticas por su parte.

En esta segunda partida se nos planteó una duda ya en el último turno: si se acaban las fichas de las empresas, a la hora de expandirse y/o construir... ¿no se puede construir más o se puede colocar cualquier tipo de marca que indique que allí se ha construido una empresa específica? No encontramos la respuesta en las reglas así que decidimos por votación popular que la empresa se podía construir. Habrá que intentar saber la respuesta, por si se da el caso de nuevo :)

En conclusión: Es un juego rápido de entender, rápido de jugar (nosotros tardamos más o menos una hora en ambas partidas) y aunque requiere profundidad estratégica no llega a ser un juego demasiado “pesado”. Centrándonos en aquellos que no están acostumbrados a jugar, creo que es una buena alternativa para conocer un juego de tablero más allá del Stratego o el Monopoly.

*Enlaces relacionados:

-Tienes una buena reseña sobre el juego en Mesa de Juegos.
-Para comprar el juego.

1 comentarios:

ánima dijo...

Finalmente a "Deivid" le gustó mucho el Ekonos, me dijo que de los tres que jugamos fue el que más le gustó! (creo que pronto se lo comprará)
Yo me divertí más con el "No thanks" y ayer dedicamos la tarde a jugar con macarrones (no teníamos monedas!). Supongo que Pensator te lo habrá dicho porque le llamé ante una pequeña duda!