lunes, 23 de junio de 2008

Juegos del Mundo. Hazard, Crabs, Crabes, Craps. Un juego de dados de la Inglaterra Medieval

Hoy en día, los dados se usan para determinar los movimientos de muchos juegos de tablero y se usan también en los juegos de azar, como en el caso del craps una variante del juego francés de dados llamado hazard.


Existe una teoría que dice que este juego proviene de las Cruzadas, allá por el siglo XII. Así, en 1125 d.C., Sir William de Tyre, liderando tropas inglesas, asediaba una fortificación árabe llamada Asart (o Hazarth), y fue este castillo el que dio nombre al pasatiempo preferido que los ingleses disfrutaban en los descansos de la batalla: el Juego de los Dados que habían aprendido en territorio islámico. Este juego aprendido por los cruzados se fue extendiendo hacia el resto de Europa, ayudado por los soldados que volvían a casa y por los mercaderes que recorrían todo el mundo conocido.

En el siglo XVII el Juego de Azar ya se había extendido por toda Europa y no era difícil encontrar jugadores en tabernas y posadas de todo el continente, en las que se jugaba clandestinamente. Además, se podían encontrar verdaderas competiciones en los antepasados de los actuales casinos en los que la nobleza se divertía dilapidando sus fortunas.

Sin movernos de siglo, un avance importante en el campo de las matemáticas fue la aparición de la teoría de la probabilidad que nació a causa de un problema presente en los juegos de azar, el llamado “problema de puntos”. En 1654 Pascal se encontró ante un problema planteado por unos jugadores de dados que, después de iniciar una partida, se vieron obligados a abandonarla y querían saber cómo dividirse la apuesta.

Concretamente, lo que se le plantea es lo siguiente: en una partida de dados intervienen dos jugadores y apuestan 32 doblones de oro cada uno, así mismo elige cada uno un número distinto. Gana el juego el primero que le salga cinco veces, en tiradas alternativas, el número que previamente ha elegido. Después de un rato de juego, el número elegido por el primer jugador ha salido cuatro veces y el del otro tres. Es en ese momento cuando la partida debe suspenderse ¿Cómo se dividen los 64 doblones de oro que se han apostado?

La primera reacción fue devolver a cada uno la cantidad inicial apostada, pero ello significaba no tener en cuenta los resultados obtenido desde el inicio de la partida. Pascal finalmente elaboraría la “regla de las partes” y propondría dar tres cuartas partes de la apuesta al primero y una cuarta parte al segundo.

Murillo, Niños jugando a dados.

En el siglo XIX, los franceses se apropiaron del Juego de Azar de sus vecinos ingleses, pero alterando el nombre y, ligeramente, las reglas. Así, del crabs inglés pasó a llamarse crabes en francés, que era una corrupción de la palabra anglosajona. La palabra que denomina al juego volvió a cambiar cuando colonos franceses e ingleses llegaron a costas americanas para su colonización; desde entonces se lo conoce como craps (este cambio de nombre se atribuye a los negros de Nueva Orleáns en algún momento del siglo XIX). El juego gozó de la misma fama que en Europa, y en pocos años ya se encontraba por todo el territorio americano.

El giro definitivo se produjo, todavía en el siglo XIX, gracias al norteamericano John H. Winn, quién inventó el modelo de juego actual y creó el tapete donde se introducen las apuestas, el conocido como “dibujo de Philadelphia”.

Finalmente, a principios del siglo XX, el juego ya gozaba, si cabe, de más popularidad. Durante la Primera Guerra Mundial, por ejemplo, se podían encontrar en ambos bandos soldados jugando a los dados; esto es fácil de entender, pues es un juego que se podía practicar en cualquier lugar. Los norteamericanos lo adoptaron como un juego propio lo llevaron, mediante sus tropas, a todos los rincones del mundo.

CÓMO SE JUEGA AL CRAPS:

La constante popularidad del craps se debe probablemente al rápido ritmo de juego y a la variedad de combinaciones de apuestas que se ofrecen a los jugadores.

Se juega con dos dados. Se escoge un jugador que será el primero en tirar. A continuación, tira el jugador situado a su izquierda, y luego van tirando por turno, en el sentido de las agujas del reloj, los demás jugadores. Se puede entrar o retirarse del juego en cualquier momento del mismo.

Los jugadores hacen sus apuestas sobre la mesa, y el que tira apuesta una cantidad igual a una cualquiera, a varias o a todas ellas. A continuación, tira los dados. Si en la primera tirada alcanza un total de 7 u 11 (este número se denomina “acierto”), el que ha tirado gana la totalidad de las apuestas; si consigue 2, 3 ó 12, entonces se trata de un crap y pierde todo lo que había apostado.

Si saca cualquier otro número a los dichos antes, se le llama ”punto”. El que tira sigue tirando los dados hasta que le sale el mismo punto, en cuyo caso gana todas las apuestas; pero si primero saca un 7, pierde, y el resto de jugadores ganan las apuestas que habían establecido. La mano pasa al siguiente jugador; pero los jugadores pueden dejar pasar la vez y entregar los dados al jugador que se encuentra a su izquierda.

*Enlaces relacionados:
-Reglas del juego en Acanomas.

He extraído las reglas del juego de:
-Frederick V. Grunfeld et al., Juegos de todo el mundo, UNICEF, Madrid, 1978.
Una versión más desarrollada del juego:
-Marta Moreno (trad.), Enciclopedia de los juegos, ed. Paidotribo, Bcn, 2003.

-Un sello con el cuadro de Murillo Niños jugando a dados, aquí.
-Enlaces sobre dados en la Parte1 y la Parte2 sobre dados en este blog.
-Artículos y otras cosas sobre dados.

-Lista de juegos de dados en la Bsk.